Isfahan

Cojo un taxi que me deja en mi Hostel y como es tan pronto, me dedico a preparar el orden de las cosas que visitar, horarios, etc, a las 8:30 voy a visitar un palacio, mientras espero en la puerta a que abran, un amable irani se acerca en bicicleta y empezamos a hablar, es profesor de instituto, al poco me invita a su casa pero no entra en mis planes confiar tanto aunque me pese y me excuso diciendo que quedé con más gente, blablabla, una lástima pero… Es difícil dejarse llevar en esas situaciones y más aún si viajas solo asique por precaución, no.

El primer palacio que visitó chehel Sotun es muy bonito, tiene un estanque, está dentro de unos jardines, todo muy chulo hasta que empiezan a llegar hordas de gente en grupos y me apuro para verlo rápido mientras descanso charlando con unos chicos que hacen artesanía y me invitan a un agua de rosas (muy típico de por aqui), finalizada la visita, me dirijo a otro palacio que también tiene bastante encanto, en especial la sala de música que tiene todo el techo y las paredes, huecas y decoradas con tallados.

Como el madrugon cansa, vuelvo al Hostel, me doy una ducha y me echo una siestecilla.

Por la tarde he quedado con un grupo de Couchsurfing, tengo curiosidad por saber que opinan los iranies de muchas cosas asique me doy un “paseito” de hora y media, donde paso por la catedral de vank que vaya por dios, está cerrada grrrrrrrrrrr.

Los chicos están charlando en un parque sobre que es la felicidad, toma ya!! En fin, practicamos inglés y uno que es apicultor, me acerca en su coche al Hostel. De camino paramos en un puente   muy bonito bajo el que cantan iranies, una lástima que en este pais cantar en público sea ilegal…

Después de un breve descanso, ceno con los españoles y su guía, Malik que nos cuenta más cosas sobre este país,a las 00h prácticamente llego al Hostel, un día largo 🙂

Anuncios