Varzaneh

Hoy paso por el hotel de Mali que me ha invitado a ir con ellos a una mezquita, me uno al grupo como uno más y disfruto de una visita muy interesante en una de las construcciones más antiguas de la ciudad, ampliada varias veces e incluso bombardeada en la guerra con Irak,después acompaño al grupo a un palacio que ya había visitado y me despido de ellos, ohhhh esto es lo peor de los viajes.

 Me  esperan a las 12:30 para partir hacia el desierto de sal de varzaneh y sus dunas. Que preciosidad y que alucinante es todo, la sal al evaporarse con el calor y la humedad, forma estratos de color blanco, entretejidos con la arena y en algunas zonas conserva todavía gran parte de agua lo que hace que la visita sea muy recomendable, a la vuelta, vemos la puesta de sol desde unas dunas, otro espectáculo, una vez en el coche nos dejan en un hostel cercano porque una de las acompañantes se queda a dormir allí y yo he conseguido convencer a Joe, un tío de Singapur, de pasar la noche en el desierto.

Mi sorpresa llega al comprobar con el dueño del Hostel que no nos dan leña y monto tal pollo que al final mueve el culo y consigo un saco, que aunque pago y es una castaña, fuego es.

Asique allí nos deja el conductor, nos lleva a los dos en mitad del desierto, bajamos las cosas y se va, lo que nos pase es cosa nuestra, primero decidimos donde poner la tienda, hace mucho viento y de noche en el desierto no creo que sea buena idea ponerse a explorar asique simplemente buscamos arena (hay una zona de piedra), buscamos piedras para intentar proteger la hoguera y nos disponemos a hacer fuego… Media hora más tarde seguimos igual, pero con menos hojas de papel que quemar jajaja, desesperados cavamos un hoyo y lo reintentamos, al final, conseguimos hacer el fuego pero hace tanto viento y la madera es tan mala que creo que dura no más de veinte minutos, nos metemos a la tienda (nos dieron dos pero decidimos compartir para que haya más calor).

A las pocas horas, oímos cantos, jaleo…incluso llaman a la tienda, parecen chicos que vinieron aquí a divertirse, decimos why (estaba durmiendo cuando llamaron)  pero como no entienden nada, nos dejan y sobre las 3 a.m se van.

Amanece en el desierto, es casi tan bonito como el cielo estrellado que vimos, el día ha merecido la pena.

Anuncios